22.8.07

MY BABY RINCON, INSTALACION, JORGE WITTWER, CENTRO DE EXTENSION UNIVERSIDAD ANTOFAGASTA


My Baby Rincón Centro de Extensión de la Universidad de Antofagasta Lo que en un principio quisieron ser momias, terminaron siendo esculturas en papel. Empecé queriendo trabajar con la representación de las momias, pero necesitaba un tema, siempre me intrigó el pasado de esas momias de niños que se suelen ver en las vitrinas de nuestros museos, es así como llegué a la infancia, la infancia momificada, que es la traducción de momentos del pasado, son como fotos, como polaroids que yo escenifico con esculturas de papel. La infancia es el tema que se trata, pero desde la mirada de un adulto, es una mezcla del recuerdo de haber sido niño y la crítica al sistema con respecto a la niñez, todos fuimos niños, algunos con buenos recuerdos y otros sin ellos, pero somos una consecuencia de lo que vivimos en nuestros primeros años de vida . Maltrato psicológico, explotación, mutilación, encierro, consumismo, son temas que vemos a diario y que toleramos porque son cotidianos..... ¿Entonces que pasa con estos niños que vemos pidiendo plata ? ¿Con los que venden en las calles ? ¿Con los que son dejados al cuidado de otros ? ¿Con los privados de libertad ? ¿Con los consentidos en todo ? El maltrato habita en todos los estratos socio culturales. Utilizar momias como elemento icónico tiene que ver por un lado con la cercanía que tenemos con ellas, son expuestas al público, el cuerpo de otro en una vitrina. El morbo que produce ver a un muerto. Por otro lado la momificación como la memoria son procesos de conservación del tiempo, entonces podríamos hablar de la momificación de la infancia. Es esta mezcla entre escenografía y escultura en papel el medio para realizar un viaje al pasado, a la infancia, recuperando todos esos recovecos que a veces olvidamos: los castigos, encierros, traumas, que siendo adultos nos convierten en seres emocionalmente mutilados. Jorge Wittwer Antofagasta, 19.08.2004